¿Crees que te falta algo?

Llevo una semana muy movida de arriba abajo, mucho entrenamiento y bastantes cosas que estoy poniendo al día y haciendo crecer como son la próxima conferencia del 20 de febrero de 2015 y el taller, estoy escribiendo este articulo y me estoy durmiendo casi, por eso me he tomado hoy la tarde entera para mí.

Llevo unos días que es como si me faltara algo, como si sintiera un vacío que lo intentas llenar y se vacía otra vez, pero por suerte si preguntas siempre obtienes una respuesta o una guía, cuando hablo de preguntar me refiero a nivel mental, a nuestra esencia más pura, a nuestra mente recta, al guía interno que llevamos todos, este guía interno te puede responder de miles de formas, lo que pasa es que siempre caemos en la trampa de que nos creemos que nos va responder con una voz, que puede ser el caso, pero no te aferres a esta idea porque puede que no se manifieste así, en mi caso se me manifiesta así pero porque dentro de la ilusión o del sueño yo he desarrollado unas “habilidades” que me hacen que pueda tener una comunicación más directa, eso no significa que tú en esta vida no lo puedas hacer, yo pregunte y esa fue la respuesta. Al grano porque esto no es lo más importante, solo forma parte del personaje o de la ilusión.

Al sistema de pensamientos del ego le gusta hacer realidad la separación y a veces caemos en su trampa y su mantra es “Busca y no halles” y en ocasiones nos aferramos a algo externo, como puede ser, el sexo, el dinero, la pareja, la faena, etc. Esto en el Curso de Milagros es conocido como ídolos o falsos ídolos, creemos que esto nos sustenta a nosotros que nos proporcionara la eterna paz o la felicidad perfecta y aquí es donde está la trampa de nuestro vacío interno, realmente no es un vacío que exista porque si te fijas nunca te has separado de La fuente o el Padre, lo único que haces tan real esta ilusión que basas todas tus creencias en ella, pero lo cierto es que hay una fuente inagotable de paz que es el Amor incondicional, La fuente, el Padre, Supremo, Dios o la Mente Uno.

Esta Mente que siempre has forma parte de ella te probé de todo lo que necesitas pero no me estoy refiriendo a cosas materiales hablo más de estados internos, como es la paz y el amor que es lo que realmente eres.

Y el Curso en la lección 50: El Amor de Dios es mi sustento, nos regala esta gran oración que te ayudara cuando creas que te sustentas de algo externo y te trae dolor y sufrimiento.

“He aquí la respuesta a cualquier problema que se te presente, hoy, mañana o a lo largo del tiempo. Crees que lo que te sustenta en este mundo es todo menos Dios. Has depositado tu fe en los símbolos más triviales y absurdos: en píldoras, dinero, ropa “protectora”, influencia, prestigio, caer bien, estar “bien” relacionado y en una lista interminable de cosas huecas y sin fundamento a las que dotas de poderes mágicos.

Todas estas cosas son tus substitutos del Amor de Dios. Todas esas cosas se atesoran para asegurar la identificación con el cuerpo. Son himnos de alabanza al ego. No deposites tu fe en lo que no tiene valor. No te sustentará. 

Solo el Amor de Dios te protegerá en todas circunstancias. Te rescatará de toda tribulación y te elevará por encima de todos los peligros que percibes en este mundo a un ambiente de paz y seguridad perfectas. Te llevará a un estado mental que no puede verse amenazado ni perturbado por nada, y en el que nada puede interrumpir la eterna calma del Hijo de Dios.

No deposites tu fe en ilusiones. Te fallarán. Deposita toda tu fe en el Amor de Dios en ti: eterno, inmutable y por siempre indefectible. Ésta es la respuesta a todo problema que se te presente hoy.” L-50.1-4;4

No deposites toda en “…píldoras, dinero, ropa “protectora”, influencia, prestigio, caer bien, estar “bien” relacionado y en una lista interminable de cosas huecas y sin fundamento a las que dotas de poder mágico.” Como nos dice el Curso, personalmente cuando empecé el Curso me costaba esta idea simplemente porque estaba dando realidad a al sueño, pero gracias a las lecciones he conseguido desapegarme de “cosas huecas” como nos dice Jesús, es con la practica donde empezamos a despegarnos de todo esto, por eso ahora mi guía interno (Espíritu Santo) me dijo que tenía que practicar bastante esta lección si no quería que lo de afuera fuera mi sustento, porque es algo que se agota y que está dentro de la dualidad, cuando el amor inagotable de Dios está en la totalidad y es lo que realmente me sustenta porque es eterno y inmutable. 

Acabare este articulo con una pregunta ¿Qué quieres una fuente que se agota rápidamente porque al ser dual hoy hay y mañana no o una fuente eterna y inagotable?