Diario de la paz interior - 17 de noviembre del 2016

La luz siempre ha estado en ti, lo único que no has sabido reconocerla porque creías que te habías olvidado. Pero detente un momento y observa esta luz que brilla intensamente y que está en ti, cuando empieces a verla, la veras en todo lo que vean tus ojos, tu visión será serena y tranquila.

¿Cuánto tiempo has estado deseando esto? No te fijes en el tiempo porque esta luz esta aquí y ahora en este mismo instante y no hace falta que hagas nada para ganártela porque ya forma parte de ti.

La luz ilumina todo lo que contemplas y al menos de ver conflicto, ve una inocencia tan pura que se aleja de todo tiempo.

Respira suavemente y contémplate radiante, así es como te ve el Amor.


Amor y luz, aquí y ahora.