Diario de la paz interior - 18 de noviembre del 2016

Tomando el té del medio día con su suave sabor a menta abro Un Curso de Milagros y lo primero que me sale es “No me gobiernan otras leyes que las de Dios.”

Mi mente ha estado absorbida durante tanto tiempo con las leyes del ego que olvide que en lo más profundo de mi ha un espacio de paz totalmente inalterable, estas son las leyes de Dios o del Amor como le quieras llamar.

¿Cuántas veces he ido al espacio donde mora una paz total?

Muy pocas durante mi vida, pero ahora esta cita del Curso me lo vuelve a recordar porque debajo de todas esas capas que ha proyectado el ego para que no me diera cuenta de mi verdadera Identidad, una Identidad amorosa con todo lo que ve y sobretodo que solamente ama y ya está.

Estas son las leyes que gobiernan mi mente porque todo lo otro son meras ilusiones creadas por una mente separada y de la cual solo ve conflicto y no llega a comprender el estado de Unidad, porque llegar a comprenderlo es poner fin a su existencia y para creer en las ilusiones primero hay que defenderlas.


Solo las leyes del Amor gobiernan mi mente, esta frase, cita, oración o mantra se vuelve una conmigo mientras escribo estas palabras. Estoy invitándome a sentir como esas leyes se funden en mi mente y todo lo demás desaparece…