Diario de la paz interior - 21 de noviembre del 2016

Entrega tu cuerpo al Espíritu él sabe cómo usarlo, el ego no.

Entregándoselo es como empezaras a ver más allá del cuerpo y de otros cuerpos, veras el Espíritu.

Tan sencillo como dejarlo en manos del Espíritu y no en las del ego, para empezar eso te proporcionara dicha y no depresión porque el Espíritu ya está totalmente completo y así tu mente asimilara lo que es Verdad y no lo que es ilusorio en el cuerpo.

Repite para tus adentros:

Dejo en las manos del Espíritu mi cuerpo…

Dejo que el Espíritu se comunique en mí…