Diario de la paz interior - 6 de diciembre del 2016

Escudriña tu mente y lleva a alguna persona que crees que te ha causado daño o sufrimiento, seguro que la encuentras.

Ahora visualízala y repite para tus adentros:

Veo la luz que hay en ti, porque es la luz que hay en mí.

Recuerda que dar y recibir es lo mismo, si ves luz en alguien, también la veras en ti, si ves culpa o pecado también lo veras en ti.


Todo está en tu mente…