Mis felicitaciones de Navidad… o no

No soy muy de celebrar estas fiestas, llámame aburrido si quieres. Pero hace años que deje a un lado toda esa ilusión navideña del consumismo y la abundancia limitada. Estas fechas me gusta estar con mi familia, es mi manera de celebrarlo.

Esta Navidad te surgirán lecciones de perdón, en comidas familiares, con amigos en fin de año o incluso preparando todo para estas fiestas, recuerda que hay un Maestro en ti que te guía en cada momento y que puedes pedir ayuda cuando lo necesites, aunque no lo escuches se te va a presentar.

Puede que veas mucha abundancia en los regalos y en la comida estos días, pero recuerda que sigue siendo algo limitado y totalmente temporal. Esto no llenara ese “vacio” que sientes y no sanará tu culpa inconsciente, se que en muchas ocasiones como por ejemplo en las comidas o reuniones familiares hay que aparentar que estamos felices porque son estas fechas de abundancia, pero no hace falta que aparentes que estés feliz, si no muestra tu estado tal y como está Ahora simplemente lo que estás haciendo es ocultar la culpa inconsciente con regalos y comida y otra vez estas mirando hacia afuera y no hacia adentro, haciendo que una ilusión sea mejor que otra y en este caso sería la ilusión de los regalos, la comida y la fiesta.

Veras que mucha gente aunque pase esta fecha de alegría fingida, siguie sintiendo esa tristeza en su interior y la siguen ocultando, es mejor fingir felicidad porque sino mis familiares o amigos dirán algo de mí o me comentaran que porque no estoy feliz en estas fechas, cuando son fechas de abundancia, pero fíjate en la trampa, abundancia externa, abundancia limitada y finita y sobretodo totalmente temporal, porque cuando acaben estas fechas todos volverán al mismo lugar deseando que lleguen otra vez fiestas, para volver a buscar afuera y no mirar adentro.

Si sientes que aflora un sentimiento en ti estas navidades, abrázalo, ya sea de tristeza o alegría, qué más da, ningún sentimiento es bueno o malo, lo único que tu le has etiquetado y sobretodo no intentes aferrarte a esta aparente abundancia externa, porque cuando pase Reyes se acabara, ya no habrá más abundancia, tus sentimientos de carencia volverán a aflorar…


Confía en el Maestro que hay en ti y pon la percepción de estos días en sus manos…